fbpx

La salsa agridulce es uno de los ingredientes habituales en los restaurantes de comida china poco auténtica. Pero esa combinación de sabores es verdaderamente china, aunque lo realmente auténtico es ofrecer una salsa casera. En l´Olla de Sichuan (by Grupo Lee) recientemente hemos añadido a nuestros platos fuera de carta unas sabrosas costillas de cerdo asadas a baja temperatura. Cuando están tiernas y melosas las pasamos por el wok buscando un exterior crujiente, y finalmente las bañamos en nuestra salsa agridulce secreta. Su sabor y textura, mucho más delicados y gustosos que las variedades industriales, sorprende por ofrecer una versión muy mejorada de una salsa popular.